Navegação – Mapa do site
Artigos

“Prosperidad y espiritualismo para todos”

un análisis sobre la noción de emprendedor en eventos masivos de Buenos Aires
Patricia Vargas e Nicolás Viotti
p. 343-364

Resumos

Este artículo pretende contribuir al análisis del valor del emprendedurismo en las sociedades modernas contemporáneas. A partir del retrato etnográfico de grandes eventos públicos realizados en la ciudad de Buenos Aires vinculados con el emprendedurismo empresarial y las espiritualidades alternativas, se enfatizan aquí dos dimensiones específicas: los valores de la realización personal, concentrados en la búsqueda de prosperidad, y el modo en que los grandes eventos promueven formas novedosas de socialidad entre colectivos identificados con las clases medias.

Topo da página

Notas da redação

Recebido em: 30/12/2012

Aprovado em: 04/06/2013

Notas do autor

Este artículo forma parte de los resultados de dos investigaciones financiadas por el programa de Becas Posdoctorales de CONICET: “Una etnografía de los encuentros y los distintos tipos de material bibliográfico para emprendedores. Aportes para un análisis antropológico de la relación entre las nuevas formas de capitalismo contemporáneo y el fomento del emprendedurismo en la Argentina actual” (2010-2011) y “La mercantilización de la nueva religiosidad en los sectores medios. Análisis de la vida económica en las espiritualidades alternativas de Buenos Aires” (2012-2013).

Texto integral

Introducción

  • 1 Si bien las llamadas clases medias urbanas argentinas fueron caracterizadas históricamente como pos (...)

1Este artículo pretende contribuir al análisis del valor del emprendedurismo en las sociedades modernas contemporáneas, con énfasis en los colectivos identificados con las clases medias urbanas en ámbitos seculares y en sus relaciones con el espiritualismo de tipo Nueva Era.1 Para ello nos concentramos en un modo particular de difusión de esos valores: los grandes eventos públicos realizados en Buenos Aires.

  • 2 El emprendedurismo como proceso social llamó la atención de la antropología en la década de 1960, e (...)

2A partir del análisis de dos eventos masivos destinados a promover la transformación personal y social, en lo que sigue mostramos un proceso contemporáneo donde se movilizan los valores del emprendedurismo en diferentes circuitos vinculados al emprendedurismo empresarial2 y a la espiritualización de la vida económica. Nos proponemos responder a las siguientes cuestiones: ¿Qué es lo que los eventos masivos dedicados al emprendedurismo en espacios empresariales o en ámbitos de la Nueva Era pueden decirnos sobre novedosas formas de subjetivación y socialidad? ¿Qué significa esa interpelación espiritual secular o sagrada a la figura del emprendedor? ¿Qué permanece o cambia de los valores históricamente asociados con las clases medias argentinas? ¿Qué lugar ocupan los eventos masivos en este proceso de amplia difusión de la cultura emprendedora?

  • 3 Los datos aquí presentados son resultados parciales de dos etnografías realizadas por los autores, (...)
  • 4 Entendemos por “grandes eventos” a congregaciones masivas con un fin celebratorio que reproducen la (...)

3Si bien muchas de estas experiencias han sido fuertemente condenadas por miradas que sólo perciben la disolución de los vínculos sociales o, ven en estos procesos únicamente el avance del neoliberalismo, consideramos que es necesario entender su positividad y su relativo éxito, e indagar en la lógica nativa que estas conllevan. Con este propósito exponemos algunas escenas e historias vistas y oídas en el trabajo de campo.3 A través de un esfuerzo comparativo, nos centramos en un aspecto poco explorado como son los eventos masivos que promueven una ética emprendedora. Consideramos que estos espacios resultan particularmente significativos para entender procesos de transformación de una porción de las clases medias urbanas en relación a novedosas formas de entender la realización personal y, por ende, las formas de socialidad y la construcción de la subjetividad.4

Los eventos masivos y la cultura del emprendedor

El planeta medita con Ravi Shankar

  • 5 El Arte de Vivir (The Art of Living) es una fundación internacional con un lenguaje humanitario de (...)

4En una tarde de septiembre de 2012, los bosques del barrio de Palermo de Buenos Aires fueron el epicentro de una de las manifestaciones masivas más importantes vinculadas al boom de la espiritualidad Nueva Era a nivel global. En sintonía con los eventos masivos de meditación organizados en los últimos años por la fundación El Arte de Vivir (EADV), alrededor de 150.000 personas se agruparon para asistir al evento Planeta Medita, presidido por el gurú indio Ravi Shankar.5

5Para el visitante fugaz, la escena mostraba algunas carpas blancas, algunas tiendas de comida vegetariana y miles de personas sentadas en posición de loto sobre sus alfombras de yoga extendidas sobre el césped bajo la consigna de “aquietar la mente”. Mientras el sol de la tarde iluminaba los ojos cerrados y los rostros sonrientes, la presencia de Guruji –como conocen sus seguidores a su carismático guía espiritual- guiaba la meditación. En transmisión simultánea, otros trescientos eventos similares en otras ciudades del mundo reproducían la escena con grandes pantallas digitales.

6Luego de la meditación, Ravi Shankar invitó a tres personalidades locales al escenario. El reconocimiento a la labor espiritual fue otorgado a un sacerdote católico por “sacar del paco y de las drogas a cientos de chicos chaqueños junto a varios sacerdotes” y el reconocimiento a la labor social fue otorgado a la responsable de una organización no gubernamental de lucha contra la trata de mujeres por “rescatar de la prostitución y las drogas a muchas mujeres”. Por último, el empresario Gustavo Nasovich fue reconocido por su labor empresarial. Ravi Shankar sostuvo que su trabajo era importante: “por empezar desde cero en su empresa, llegar a la presidencia, pero seguir siendo considerado un compañero más”. Esta amalgama de reconocimientos podría considerarse una síntesis moral que engloba actividad social, ayuda humanitaria y desarrollo personal alrededor de la idea del emprendedurismo. El evento masivo de Planeta Medita resultaba una oportunidad singular de difusión de un principio ideológico que integra humanitarismo, solidaridad y emprendedurismo personal con espiritualidad.

7Desde 2009, la Fundación EADV organiza eventos masivos en los bosques de Palermo, un sistema de lagos y parques localizado en la zona norte de Buenos Aires donde se encuentran espacios de recreo como el zoológico, el Planetario y diferentes jardines utilizados habitualmente como área de esparcimiento. Estos eventos, denominados “América Medita”, han congregado una multitud de asistentes en los últimos años. En 2011 América Medita fue acompañado por decenas de miles de personas que meditaban en más de 15 ciudades del país y de todo el continente americano, ya que, además de Buenos Aires, eventos semejantes se reprodujeron en Montevideo, La Paz, Santiago de Chile, Río de Janeiro, Quito, Caracas, Bogotá, San Juan de Puerto Rico, San José de Costa Rica, Panamá, Ciudad de México, Nueva York, Washington y Montreal, entre otras ciudades. Según la Fundación, solo en Buenos Aires el número alcanzó a 20.000 participantes, una cantidad que se multiplicó exponencialmente con la visita de Ravi Shankar en la edición Planeta Medita de 2012.

8La meditación y la respiración por la paz mundial, la lucha contra el stress y el “estar en equilibrio” son las consignas que se oyeron durante el evento de 2012 al ritmo de un “om” masivo. Los eventos América Medita y, particularmente, Planeta Medita tuvieron amplia repercusión mediática en Argentina. La última convocatoria multitudinaria llamó la atención de los medios que intervinieron desde perspectivas críticas y, en general, de gran sorpresa por un fenómeno que atrae cientos de miles de personas.

9Planeta Medita se hizo en el contexto de una serie de otros mega-encuentros organizados por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que pretendían también sumarse a la masividad de los organizados por EADV. En la misma semana hubo una feria de espiritualidad llamada FEVIDA en el predio municipal de exposiciones. Allí se exponían diferentes grupos de crecimiento personal junto con varias organizaciones de emprendedurismo empresarial. Asimismo, la feria contaba con una serie de conferencias que incluían al creador de los bestsellers sobre éxito personal basado en la idea de “inteligencia emocional” Daniel Goleman, la sacerdotiza neo-maya Nah Kin, el rabino Sergio Bergman, conocido en Argentina por sus mensajes espirituales inspirados en la Kabalah y sus vínculos con sectores neoliberales de la política, el filósofo Alejandro Rozitchner que promueve una ética del entusiasmo, un sobreviviente de un accidente aéreo que lleva un testimonio de superación personal llamado Carlos Páez Vilaró y, entre muchos otros, el propio Ravi Shankar.

10La “feria de espiritualidad” ofrecía algunos puestos de comida natural y stands de buena parte de la Nueva Era local: grupos de ayahuasca, talleres de ejercicio holístico, sabiduría sagrada y neo-shamanismo. Las editoriales argentinas de la Nueva Era como Devas y Kier exponían libros sobre Gestalt, Psicología Transpersonal, Reiki, Cursos de milagros y Manuales de conocimiento de toda índole: desde Isha, Brian Weiss y Ravi Shankar. El espacio ofrecía también una heterogénea oferta de bienestar y confort personal como la red de comida “saludable” Herbalife, tiendas de venta de remeras con la sigla “OM” y una empresa dedicada a la fabricación de almohadones “anti-stress”. El breve discurso del empresario, y actual Jefe de Gobierno de la Ciudad, Mauricio Macri sobre los valores de la espiritualidad, el equilibro y el crecimiento personal para la política, fue seguido atentamente por los invitados extranjeros y los locales. El único momento de ovación se lo llevó el protagonista de la semana: Sri Sri Ravi Shankar, que guió una breve meditación colectiva. Rápidamente se retiró a un gran recinto ubicado en el barrio de Palermo, donde lo esperaban más de 8.000 personas que participaron en los diferentes cursos que EADV ofrecía en forma masiva.

11La feria espiritual FEVIDA y Planeta Medita conmocionaron la ciudad como parte de un continuum de mega-eventos dedicados a la espiritualidad Nueva Era e hicieron circular una buena cantidad de discursos sobre el emprendedurismo personal y la responsabilidad de cada para mejorar su vida. Esta ética espiritual incluía el bienestar “holístico” y la prosperidad económica. El hecho de que Ravi Shankar haya invitado a un empresario exitoso, que al mismo tiempo mantenía una ética de trabajo igualitarista y humana con sus empleados, o que, entre los stands de FEVIDA, hubiera organizaciones dedicadas al emprendedurismo y que los discursos insistieran en la iniciativa personal para cambiar de vida daba cuenta de una afinidad entre espiritualidad y cultura del emprendedor. En uno de los cursos ofrecidos por EADV previos a Planeta Medita, el propio Ravi Shankar se expresó sobre el tema:

El estar bien con ustedes mismos, el trabajar para estar mejor tiene consecuencias en la vida toda. Muchos de ustedes van a percibir o ya percibieron que respirar, que es algo tan simple, mejora sus vidas. Algunos incluso se van a dar cuenta que hacen todo con más placer y dedicación y que por eso les va mejor en sus trabajos. Si, también van a ver que sus cuentas en el banco crecen. Es normal. Una vida más intensa les trae también más prosperidad.

  • 6 Sobre el lugar del catolicismo como sentido común naturalizado en Argentina ver Frigerio (2007).

12La masividad de una manifestación Nueva Era es algo inédito en Argentina, donde las prácticas de este tipo se mantuvieron en lo que Carozzi (2000) denominó un “red sumergida de un circuito alternativo”. Si bien en Buenos Aires la multiculturalidad y el pluralismo religioso parecerían estar extendidos, el catolicismo resulta mucho más que una identificación con una religión y funciona como sentido común que naturaliza la desconfianza con este tipo manifestaciones, exacerbadas ahora por su masividad.6 EADV fue acusado en esos días de vínculos gubernamentales y de enriquecimiento ilícito. Tanto la vinculación política como su énfasis en la vida económica próspera se convirtieron en temas de disputa moral. Es allí donde se ponen en juego tanto los modos en que estas nuevas espiritualidades articulan lo mundano con lo sagrado, como los sentidos comunes dominantes argentinos.

13El ciclo de eventos masivos que empezó una semana antes con FEVIDA y que incluía los diferentes cursos organizados por EADV con gran convocatoria, estaba cerca de su momento más intenso con Planeta Medita. Durante la mañana, las personas fueron acomodándose y aglomerándose entre los árboles, las lagunas y las tiendas de comida natural. En la tarde, con gran expectativa del público, Sri Sri Ravi Shankar subió rápido al escenario preparado para la ocasión. – “Hola Argentina!”, pronunció con un acento difícil, mientras la gente que lo esperaba sentada se puso de pie y lo ovacionó. – “Estoy muy feliz de estar aquí. Queremos una sociedad libre de violencia, la paz es posible, la meditación mejora la depresión. Queremos mentes libres de estrés, nuestro sueño es crear una familia global que hoy es realidad. Los amo a todos”.

14– “Primero empecemos por sacudirnos, sacarnos el estrés. Es como cuando un perro se ensucia, se sacude para sacarse la suciedad” dijo Ravi Shankar desde el escenario, mientras la multitud que se perdía a la vista del observador se movía intensamente. Luego pidió que todos levanten los brazos y que exhalen cuando los bajan, una práctica de respiración habitual en EADV llamada “bástrika”.

  • 7 EADV ofrece cursos especiales para empleados de alta jerarquía en empresas denominados APEX, que se (...)

15Entre los participantes de los cursos estaba Carlos, un joven empleado del área financiera de una gran empresa de 44 años que asistió entusiasta con su novia a Planeta Medita con mantas para meditar sobre el césped y botellas de agua para hidratarse que EADV sugiere en la práctica. Carlos participa ocasionalmente de actividades de la Fundación EADV desde que conoció las técnicas de respiración y meditación en un curso ofrecido en la empresa para la que trabajaba.7 Para Carlos fue una oportunidad única poder ver en vivo a Guruji. Pero asimismo vivió ese momento como “días especiales” de trabajo interno, de meditación. Lo más importante para él era la posibilidad de meditar y estar en contacto con miles de personas que estaban haciendo lo mismo en Buenos Aires y el mundo. Eso, según me contaba:

Te pone bien con vos mismo y al mismo tiempo te hace darte cuenta que esto es algo colectivo, que está transformando a un montón de otra gente y eso te llena de amor. Para mi Guruji representa eso: el amor. A mí me cambió la vida, me cambia la vida venir acá y ver todo esto. Pero no alcanza que me la cambie a mí, la idea es que te la cambie a vos y a todos. No vale la pena el éxito sin estar bien con vos mismo. Acá te das cuenta que el éxito de cada uno tiene que contagiarse a los demás y ese éxito es un éxito de estar bien con vos y con los otros. […] Por supuesto que cuando estás bien te va bien con tu familia, con tu novia, con tu empresa, es todo junto, es un cambio de vida.

16La interpretación de Carlos resume en buena medida muchos temas que existen entre los frecuentadores de EADV y que reaparecen en muchas otras experiencias de la ética de la espiritualidad Nueva Era contemporánea: la importancia de la interioridad como algo que no puede desvinculare de las relaciones con los otros y la sacralización de esas relaciones extendiendo tanto el vínculo de la interioridad hacia las relaciones sociales. Asimismo, reaparece el tema de la prosperidad económica como algo que no puede estar separado de la experiencia del bienestar “holístico”, es decir social y corporal. Finalmente, la idea de una transformación que se reafirma en cada uno de los espacios rituales de la Fundación y, sobre todo, en eventos masivos como Planeta Medita.

17La visita de Ravi Shankar y Planeta Medita lograron condensar muchos de los dilemas de un proceso de cambio cultural en la Argentina contemporánea, en donde dialogan diferentes tradiciones y lenguajes de lo holístico y la autonomía personal con las viejas concepciones del individuo. En los clivajes y en los rechazos de esas dos grandes corrientes contemporáneas, que podrían identificarse con los clásicos modelos de esfuerzo y el ascetismo y los nuevos del placer y el confort, se juegan buena parte de los procesos de continuidad o de cambio de una cultura urbana identificada con las clases medias.

La experiencia Endeavor 2010

  • 8 Endeavor es una fundación internacional de origen norteamericano dedicada al fomento y apoyo del em (...)

18La versión 2010 del encuentro destinado a emprendedores organizado por Endeavor Argentina, se realizó en un complejo destinado a convenciones llamado La Rural ubicado en el barrio porteño de Palermo.8 El primer día comenzó con talleres simultáneos sobre temas diversos como la gestión empresarial, el marketing, las fuentes de inversión, el networking, el capital social, el auto-conocimiento, el coaching personal, la gestión de los conflictos y el liderazgo creativo. En cada recinto, durante 45 minutos, un experto del mundo académico y/o empresarial desarrolló conceptos teóricos, ejemplificó con casos de empresas y reafirmó las ideas con ejemplos y preguntas realizados al público.

19Durante el segundo día, los speakers, personas que desarrollan alguna actividad económica de manera “exitosa” y se adscriben públicamente como “emprendedores” impartieron “charlas inspiradoras”. El salón de conferencias se colmó con una presencia proporcional de personas de ambos sexos, que tenían entre 25 y 60 años y estaban pulcramente arreglados y perfumados. Las mujeres, además, estaban cuidadosamente maquilladas y vestidas con blazer, falda y tacos. La mayoría de los hombres, por su parte, estaban vestidos con traje; otros usaban jean y camisa. Los más jóvenes usaban ropas de colores vistosos y diseños informales. Todos ellos utilizaban celulares de última generación, tablets y netbooks, mientras esperaban el inicio del evento hablando por teléfono, revisando sus correos electrónicos, mandando mensajes de texto y twitteando.

  • 9 En los períodos 2002-2006 y 2009-2012 Patricia Vargas asistió de manera regular a las Conferencias (...)

20A las 10 de la mañana los 2.500 participantes estaban acomodados en sus asientos, a la expectativa de la apertura. En el escenario, un video ocupaba las pantallas gigantes con música de fondo de base electrónica. Las imágenes anunciaban el evento, instándolos a “vivir la experiencia de cambiar” y “mejorar la vida de otros”. Ediciones anteriores del mismo evento durante la última década,9 presentaron un esquema similar: incitando al “emprendedor a conectarse con sus deseos”, “enfrentar los desafíos”, de los cuales el mayor de todos es “superarse a sí mismo” y “enfrentar los miedos, el statu quo y abandonar la zona de confort”, es decir: “animarse a ser revolucionarios y cambiar el mundo”. Para ello, el texto que aparecía en las pantallas sostenía que había que “apasionarse” y “contagiarse” con la experiencia personal de los speakers.

21En un tono de motivación y entusiasmo, el presidente de la institución Andy Freire, anticipó lo que debía ocurrir durante el transcurso de la jornada y llamo la atención sobre lo útil que era participar en el evento. La “experiencia Endeavor” tendría consecuencias transformadores para la vida de los participantes:

¿Qué esperamos de este día? rejuvenecer las energías, y que, fortalecidos de espíritu, salgamos con ganas de comernos el mundo. Que cada uno pueda experimentar, escuchando historias, conectar con la vida de cada uno de ustedes, con lo que sentimos. Queremos cuestionar su manera de ver las cosas, para desafiar los pensamientos que nos llevan a hacer las cosas como las hacemos. Muchos nos sentimos atrapados porque nos cuesta responder a los desafíos. Hoy vamos a destrabar eso que nos asfixia. Hoy se van a conectar con lo que es éxito para cada uno de ustedes, con lo que ustedes valoran. Conectarnos con nuestros miedos, y juntarnos, porque nos sentimos solos, y saber que dar el salto es hacerlo acompañado. Conectarlos con la visión de lo que creo que quiero para mí, y pensar en grande, en cómo los emprendedores lograron hacer sus sueños realidad, con sus grandes equipos detrás. Queremos que se sientan protagonistas de sus propios caminos. Lo que yo más quiero es que se conecten con el sentido de independencia y libertad que da el emprender. Sorprendentemente las encuestas dicen que los emprendedores no emprenden porque quieren hacerse ricos sino que emprenden porque quieren sentirse libres.

22Las exposiciones, como señalaba Andy Freire, perseguían el propósito explícito de compartir las experiencias de aquellos que “lograron volver realidad sus sueños”. Con un esquema bastante similar, más allá de las actividades económicas específicas desarrolladas por cada emprendedor, los relatos de los speakers abordaron una y otra vez el “encuentro con el emprendimiento”. Encontrar lo que le gusta a cada quien implica indagar respecto de lo que está “dentro de uno” a través de un arduo proceso de conocimiento interior. Esto que “nos gusta” coincidiría con necesidades insatisfechas de potenciales clientes, ergo, con una oportunidad de negocio.

23Una diseñadora comentó cómo “se encontró a sí misma” cuando hacía unos cursos en Londres. Allí, sostenía, se descubrió como una mezcla entre “un papá empresario y una mamá trabajadora social”, un hecho que da cuenta de una síntesis habitual en este mundo entre el éxito personal y una ética social. El diseño de indumentaria femenina le dio una respuesta a su búsqueda: “Encontré algo que comunicaba, tenía que ver con el arte y con algo social, con una forma de vida que me gusta, que me diferencia y que, a la vez, podía ser negocio”. El descubrimiento del propio deseo se tradujo en un sueño que le permitió articular lo que le gusta al emprendedor con ganar dinero, enraizado en sus experiencias familiares y personales. Esta epifanía secular es producto de la introspección personal que hace posible un “diálogo interno fluido”.

  • 10 Además de estos encuentros masivos, la línea de apoyo a emprendedores “de alto impacto que sean inn (...)

24Esta fórmula retórica se repitió de una u otra manera a través del speech de cada invitado. Por un lado, todos los expositores testimoniaron sobre sus experiencias personales en el proceso de construcción de un camino que articula la realización personal con la prosperidad. Por otro lado, la cuestión explícita del dinero ocupó un lugar preponderante en los discursos ya que la consagración de los emprendedores depende fuertemente de indicadores financieros.10 Por último, todos destacaron el carácter revolucionario del emprendedurismo: el éxito personal considerando las cuestiones sociales que trascienden el ganar dinero. Esa síntesis, según ellos, es lo que permite “cambiar el mundo”. Todos sin excepción ponderaron como deseable y valorado el compromiso del emprendedor con ideales sociales específicos. Esos ideales suponían diferentes proyectos. Por ejemplo privilegiando productos o servicios comprometidos con una ética social, proyectos de responsabilidad social empresaria o, incluso, emprendimientos sociales de ayuda humanitaria.

25En esta atmósfera de optimismo, muchos emprendedores apelaron al desarrollo social como producto del accionar de grandes personalidades que responden al perfil de atributos deseables entre los emprendedores. Así lo resumió un speaker:

Una vez, viendo la serie ‘Taken’ de Spielberg, un grupo de alienígenas le preguntan a un ser humano cuál es el secreto del planeta tierra. – Está regido por un 5% de gente que sueña y lleva adelante sus sueños – ¿Y el 95% restante? dicen los alienígenas. – ¡Mantenimiento amigos! La historia de la humanidad se escribe gracias a los que se animan a salirse del esquema, el mundo se mueve por la gente que no se quedó llorando por lo que no le tocó sino que fue en busca de lo que se merecía. La gente loca, que es la que cambia el mundo.

26El emprendedor ideal supera los desafíos, contagia a los demás con su entusiasmo y energía, y trasciende la cuestión del dinero, ocupándose de cuestiones sociales que le permiten desarrollar el país y mejorar el mundo.

27Psicólogos, filósofos o coaches instaban a conectar con la interioridad y desarrollar habilidades personales para explorar el potencial emocional en favor de los negocios. En la conferencia Endeavor 2010, uno de los speakers fue Alejandro Rozitchner, un filósofo que propone cultivar el “entusiasmo” como medio para alcanzar el éxito. Resulta interesante señalar que, dos años más tarde participaría como invitado especial de la feria de espiritualidad FEDIVA-2012 con un tema similar. En aquella oportunidad alertaba sobre la diferencia entre los “caminos conservadores, que traen seguridad y los que despiertan entusiasmo, a partir de reconocer en cada uno lo que le interesa”. Instó al público a cultivar cualidades deseables para los emprendedores: “Osadía, disfrute, excitación, aventura, deseo, afirmación, apertura, esfuerzo, no sacrificio, humor, informalidad e intimidad”. Por último, propuso “abandonar la amargura y la crítica, como si el mundo nos hubiera estafado, asumiendo plenamente que, como emprendedores, estamos integrados por la fuerza del deseo a una mecánica del mundo que nos hace vibrar”.

28Los asistentes, a pesar de su calidad de espectadores, participaron todo el tiempo asintiendo, acompañando jocosamente los comentarios graciosos y aplaudiendo entusiastas. En charlas que mantuve posteriormente con varios participantes, comprendí con mayor claridad qué les aportaba la Conferencia Anual de Endeavor. Casi todos destacaron lo mucho que disfrutaron de las narraciones de los speakers. Me aseguraron que, aunque la distancia entre los emprendedores presentados como modelo y ellos, es a menudo insalvable, los desafíos, temores, obstáculos y modos de resolución eran los mismos con los que ellos se enfrentaban día a día en sus negocios. Además, se sentían profundamente identificados con el tipo de relatos que ellos mismos emulaban al hablar de sus propios emprendimientos. Los detalles anecdóticos, donde el principal ingrediente es el fracaso entendido como error constructivo y, una vez superado, una historia graciosa para compartir, solía ser lo más apreciado por quienes, al igual que los speakers, se asumían como “emprendedores”.

29Como muchos otros emprendedores que conocí, ellos valoraban sus procesos de auto-conocimiento y auto-desarrollo. En una gama que incluía desde terapias individuales psicoanalíticas, pasando por otras modalidades alternativas como el yoga, la meditación o la participación en grupos evangélicos carismáticos, conectarse con el propio deseo para llevar adelante un negocio exitoso constituía un preciado objetivo entre los emprendedores. De hecho, muchos de ellos participaban activamente de las actividades de la Fundación El Arte de Vivir, ya sea para controlar sus emociones negativas, el stress que provoca la incertidumbre de lidiar con el riesgo o profesionalizarse para despersonalizar las relaciones mediadas por la amistad y el dinero. La valorización de la interioridad y de las relaciones sociales no conflictivas, era la vía reconocida por ellos para el encuentro entre la espiritualidad y el emprendedurismo. Los eventos masivos para emprendedores, y la Conferencia Anual de Endeavor en particular, les ofrecían entonces, una oportunidad más para este desarrollo individual hacia la prosperidad material y la realización personal.

Los eventos masivos como rituales de transformación

  • 11 Utilizamos el concepto de socialidad (sociality) tal como es descripto por Knorr-Cetina (2005): com (...)

30En los dos eventos descriptos, asistentes y organizadores coinciden en la expectativa de que las personas, después de participar de los mismos, oficiarán una transformación que apunta a un modo específico de socialidad, es decir un modo de intercambio entre personas, cosas y entidades que, como la energía o el espíritu, circula conectando todo entre sí.11 Asimismo, estos eventos son espacios de difusión ampliada de versiones latinoamericanas del “positive thinking”, un saber de origen norteamericano centrado en el entusiasmo y en la fuerza transformadora de la voluntad individual como eje del cambio de la realidad material y espiritual. Disperso entre la literatura de auto-ayuda, los grupos de 12 pasos y la espiritualidad de tipo Nueva Era el “positive thinking” suele vincular concepciones intimistas de la espiritualidad personal y del éxito material (Cahn, 2011). Es claro que en los ambientes empresariales las negociaciones entre los sentidos de esos términos pueden diferir del significado más estrictamente espiritual como el que puede tener en un contexto como el de El Arte de Vivir. De todos modos, el lugar de tales nociones ocupa un lugar central en una concepción donde el éxito y la realización personal pasan por las relaciones de integración entre los otros, el cosmos y la interioridad como último límite de autonomía (Amaral, 2003; Carozzi, 2000; Heelas; Woodhead, 2005; Semán, 2005).

31Esta transformación contiene un carácter ambiguo que tensiona lo novedoso e inédito de cada nueva edición del evento con lo conocido y cíclico del mismo, tanto en términos de su contenido como de su formato. En ambas situaciones se les propone a los participantes un esfuerzo placentero ligado a la interioridad y al conocimiento de un sí mismo auténtico. Asimismo, propicia las bases para que esta búsqueda no sea una actividad solitaria, aun cuando la práctica intimista involucre a individuos. Se trata de un espacio y un tiempo vividos en términos del “aquí y ahora”, donde cada quien está en comunión con otras personas con las que comparte una misma situación, a la vez que experimenta un momento de auto-reflexión. El hecho de “estar allí” y “en ese momento” moviliza una experiencia intensa que condensa lo que muchos asistentes viven como único e irrepetible a la vez que cíclico y repetitivo.

  • 12 En la descripción de Mauss (1979), las festividades tenían “efectos” para la vida religiosa, jurídi (...)

32Los eventos masivos no son estrictamente únicos, en realidad sus frecuentadores son conscientes de que serán repetidos cada año. De hecho, viven los momentos previos con expectativa y entusiasmo. Entre los frecuentadores de Planeta Medita, muchos se cuidan en la alimentación y se preparan espiritualmente para el evento. Por su parte, entre los asistentes a los encuentros sobre emprendedurismo empresarial, esa preparación tal vez resulte menos intensa; sin embargo existe entre ellos una ansiedad que va creciendo en función de las personalidades invitadas y el contenido de los talleres. Como pudimos mostrar, el entusiasmo es un valor promovido en ambos eventos. En las semanas previas es habitual que las organizaciones vayan anticipando las actividades que van a realizarse generando una gran expectativa por medio de afiches en las calles, folletos repartidos en otros eventos y un sistema de comunicación por correo electrónico que se hace cada vez más asiduo a medida que el evento se acerca. Cada ciclo anual renueva un proceso de construcción de la sensación de que algo importante va a ocurrir. Es habitual en ambos eventos oír expresiones como: “ya se viene”, “ya se acerca”, “prepárate para vivir la experiencia”, “no te lo podés perder”. Los eventos funcionan en un ciclo anual y son un momento de intercambio que produce aquello que Marcel Mauss (1979), al analizar las ceremonias masivas de invierno esquimales, definía como “efervescencia” (Mauss, 1979, p. 426).12

33Ambos eventos masivos son parte de un ciclo anual que se renueva, manteniendo elementos constantes y promoviendo aspectos novedosos que permiten vivirlos como espacios de reencuentro, pero asimismo como momentos de transformación. En este sentido, la estructura formal es similar cada año. En el caso de los encuentros de emprendedores se ofrecen talleres y los speakers testimonian de manera semejante sobre la génesis del emprendimiento, las formas de concretarlo y las historias exitosas. En el caso del encuentro con Ravi Shankar, la meditación colectiva y la presencia de testimonios de vidas espirituales y vitalmente exitosas comparten con los anteriores una estructura testimonial y, en cierto sentido, la temática del emprendedurismo personal, aunque muchos de las historias incluyan la dimensión económica en el horizonte de un cambio personal entendido como totalidad sagrada.

34Aun cuando estos rituales masivos contienen un carácter extraordinario y transformador, esta disrupción es propuesta como estilo de vida, algo que debe ser incorporado en la vida cotidiana, con vistas a una búsqueda permanente del bienestar holístico, íntimo y relacional, que incluye la prosperidad material. En este sentido, para ser eficaz la transformación debe perdurar más allá del evento y debe ser anualmente renovada. Es así que, cada participante después del evento, se reinsertará en la temporalidad ordinaria de la vida cotidiana habiendo transitado un proceso de transformación que aumenta su capacidad de conocimiento de sí mismo, al tiempo que su capacidad de vincularse con los otros.

35En ese sentido, los análisis sobre las celebraciones masivas propuestos por Turner (1982) o por DaMatta (2002) resultan categorías relevantes para comprender e interpretar este proceso. Estos autores, en el pasaje de los rituales de interacción de pequeña escala al estudio de los rituales masivos, destacan básicamente dos cuestiones. En primer lugar, el carácter de antiestructura o ruptura con la vida cotidiana, sus jerarquías y su ordenamiento previsible, ya sea que hablemos de las celebraciones o del carnaval respectivamente. En segundo lugar, el carácter reproductivo del ritual, en tanto reordena los valores y las relaciones, reencauzando la normalidad de la vida cotidiana.

  • 13 En base a los análisis sobre las procesiones como caso de un “gran evento”, Coleman (2002) proporci (...)

36Los eventos aquí analizados promueven una igualación entre los que dan testimonio y los asistentes. Los emprendedores se identifican con las historias de éxito y el planeta medita en comunión, toda vez que las diferencias se diluyen transitoriamente. Desde esta perspectiva, se promueve una ética al mismo tiempo igualitarista y relacional que redefine los términos de las relaciones de la vida cotidiana, concebidos por los participantes como puramente individuales y egoístas. Teniendo en cuenta ese proceso como un diálogo entre una vida cotidiana imbuida de valores individualistas más tradicionales y una novedad ritual que propone una versión al mismo tiempo más íntima y relacional que está encarnada en los grandes eventos analizados, entendemos que resulta necesario considerar seriamente ese proceso de transformación vivido como tal por los participantes como un desplazamiento significativo con una serie de prácticas, categorías e incluso una lógica propia y diferencial.13

Conclusiones

37Los valores asociados al progreso individual, que reverberan en procesos de ascenso social, el esfuerzo personal que se encarnó en la valorización de la educación, y el mejoramiento emocional que diferentes prácticas psi ayudaron a construir, resultan tópicos comunes dentro de la cultura de la clase media argentina. Sin embargo, en las últimas décadas parecería que la difusión de los valores del llamado neoliberalismo estuviese produciendo una novedad en las formas de entender el desarrollo personal, sobre todo en relación con la vida económica. En este trabajo analizamos dos espacios de divulgación de esos valores de origen norteamericano, el espiritualismo Nueva Era y la promoción del espíritu emprendedor empresarial, teniendo en cuenta configuraciones nacionales y de clase específicas.

38Dos elementos reconocemos como innovadores. En primer lugar, la recreación de los vínculos entre sagrado-secular, que en los casos más radicales sacralizan el éxito económico en versiones cosmizadas del bienestar personal y, en los más estrictamente seculares, proveen versiones “holistas” del éxito. En segundo lugar, el aspecto masivo del fenómeno, que apunta a un gran público y a una diversidad inusitada en el pasado. En ambos eventos existe una concepción del individuo como eje de la transformación, lo que da cuenta de elementos propios del liberalismo en sentido clásico. Sin embargo, promueven variantes que incorporan elementos cosmológicos como el “espíritu” o la “energía” que dan forma a una versión singular que se presenta como integradora de la interioridad y los “otros”, presentando una idea de la prosperidad que resulta del equilibrio entre todas ellas.

39En función de las narrativas dominantes sobre el proceso de secularización occidental, el campo de la religiosidad y la vida económica han sido concebidos como mundos separados y potencialmente contaminantes. Sin embargo, como intentamos mostrar aquí, en ciertos colectivos vinculados con estilos de vida marcados por la lógica de la mercancía, el consumo y el dinero, emerge un nuevo campo semántico de la mano de categorías como “energía”, “equilibrio” o “bienestar” que se articulan con las de “prosperidad” o “emprendedurismo”. Workshops, cursos, seminarios, libros, revistas y películas, que constituyen una prolífica industria cultural, y grandes eventos como los aquí analizados, configuran una constelación de valores y prácticas que muestran nuevas relaciones entre sagrado-secular. En todo caso, la centralidad del valor del emprendedor es un aspecto que atraviesa transversalmente “esferas” que, de la mano de una mirada comparada, son mucho menos independientes unas de otras de lo que una mirada moderno-céntrica conseguiría aceptar.

40Asimismo, el supuesto que ordena ese mundo de valores es que la búsqueda de beneficios personales no está reñida con el cambio social, sino que lo contiene. Tanto las concepciones de la prosperidad y el éxito estrictamente sacralizadas como las de El Arte de Vivir o las de Endeavor, que muestran negociaciones más complejas entre sagrado y secular, conforman una gama de actividades que sus portadores consideran como revolucionarias, únicas y con un fuerte potencial de cambio. Prácticas en apariencia exclusivamente económicas como “dar trabajo” a otros, “vender productos y servicios” y “distribuir” parte de las riquezas a quienes consideran necesitados se articulan con la meditación o las charlas inspiradoras: el objetivo último es promover el desarrollo personal y el cambio social a gran escala.

41La segunda cuestión con la que queremos concluir, alude al carácter masivo de los eventos. Partiendo de convocatorias abiertas e inclusivas, estos encuentros se proponen llegar a “todo el mundo”. En este sentido, afirmamos que forman una parte central en la difusión y popularización ampliada de la idea del emprendedor en el mundo empresarial e incluso espiritual o que esos términos deberían incluso leerse comparativamente priorizando elementos compartidos. Esta popularización que se viene consolidando en las últimas dos décadas en la Argentina, utiliza a los eventos masivos como espacio de mediación singular. Consideramos que, es precisamente en el carácter masivo de estos grandes eventos donde reside buen parte de su eficacia, complementada con la difusión del emprendedurismo a partir de otros medios: libros, programas de televisión, sitios de Internet, talleres grupales y seminarios.

42Para concluir, queremos reafirmar lo que consideramos deviene una tendencia que penetra capilarmente y se difunde cada vez más en toda la sociedad argentina. Que hoy por hoy, “todos somos emprendedores”, sintetiza un cambio cultural profundo al que estamos asistiendo y que, cada vez más en ámbitos sagrados y seculares, nos acerca a un modo novedoso de producción y reproducción de una visión de mundo, que, en primera instancia podría parecer simplemente “individualista”. Es nuestra intención haber aportado complejidad a la comprensión de un fenómeno que precisamente, en los dos grandes eventos analizados, pone en evidencia una forma novedosa y específica de socialidad entre personas de las clases medias urbanas. Es en este sentido que nos permitimos afirmar que la espiritualización de la vida económica y la mercantilización de la vida religiosa constituyen elementos centrales en este proceso social.

Topo da página

Bibliografia

AMARAL, L. Um espírito sem lar: sobre uma dimensão “nova era” da religiosidade contemporânea. In: VELHO, O. (Org.). Circuitos infinitos: comparações e religiões no Brasil, Argentina, Portugal, França e Grã Bretanha. São Paulo: Attar Editorial, 2003. p. 17-60.

BARTH, F. The role of the entrepreneur in social change in Northern Norway. Oslo: Universitetsforlaget, 1972.

CAHN, P. Direct sales and direct faith in Latin America. New York: Palgrave & MacMillan, 2011.

CAROZZI, M. J. Nueva Era y terapias alternativas: construyendo significados en el discurso y la interacción. Buenos Aires: EDUCA, 2000.

COLEMAN, S. Do you believe in pilgrimage? Communitas, contestation and beyond. Anthropological Theory, London: SAGE Publications, v. 2, n. 3, p. 355-368, 2002.

DAMATTA, R. Carnavales, malandros y héroes: hacia una sociología del dilema brasileño. México: Fondo de Cultura Económica, 2002.

FINNEY, B. R. Big-Men and business: entrepreneurship and economic Growth in the New Guinea Highlands. Honolulu: The University Press of Hawaii, 1973.

FRIGERIO, A. Repensando el monopolio del catolicismo en Argentina. En: CAROZZI, M. J.; CERIANI, C. (Org.). Ciencias sociales y religión en América Latina: perspectivas en debate. Buenos Aires: Biblos; ACSRM, 2007. p. 87-118.

GERMANI, G. La clase media en Argentina con especial referencia a sus sectores urbanos. In: CREVENNA, T. R. (Org.). Materiales para el estudio de la clase media en América Latina: v. 1. Washington: Unión Panamericana, 1950. p. 1-33.

GODELIER, M. La producción de grandes hombres: poder y dominación masculina entre los Baruya de Nueva Guinea. Madrid: Akal, 2011.

GONZÁLEZ BOMBAL, I. Sociabilidad en clases medias en descenso. Experiencias en el trueque. In: BECCARIA, L. et al. (Org.). Sociedad y sociabilidad en la Argentina de los 90. Buenos Aires: Biblos; UNGS, 2002. p. 97-136.

GUERSCHMAN, B.; VARGAS, P. B. Quilombo y apuesta. Apuntes etnográficos acerca de la crisis argentina de 2001 desde del mundo del diseño. Avá: Revista de Antropología, Posadas, n. 11, p. 39-62, jul. 2007.

HEELAS, P.; WOODHEAD, L. The spiritual revolution. Oxford: Blackwell, 2005.

KANTIS, H. (Org.). Desarrollo emprendedor: América Latina y la experiencia internacional. New York: Banco Interamericano de Desarrollo; Fundes Internacional, 2004.

KNORR-CETINA, K. Culture in global knowledge societies. In: JACOBS, M.; WEISS HANRAHAN, N. (Org.). The Blackwell companion to the sociology of culture. Oxford: Blackwell, 2005. p. 65-79.

MAUSS, M. Ensayo sobre las variaciones estacionales de las sociedades esquimales. In: MAUSS, M. Sociología y antropología. Madrid: Tecnos, 1979. p. 359-459.

SEMÁN, P. ¿Por qué no? El matrimonio entre la espiritualidad y el confort. Del mundo evangélico a los best-sellers. Desacatos, n. 18, p.71-86, 2005.

TURNER, V. Introduction. In: TURNER, V. (Org.). Celebrations: studies in festivity and ritual. Washington DC: Smithionian Institute Press, 1982. p. 11-30.

TURNER, V.; TURNER, E. Image and pilgrimage in Christian culture. New York: Columbia University Press, 2011.

VARGAS, P. B. Diseñadores y emprendedores, una etnografía de las moralidades en el mundo del diseño en la Argentina. Tesis (Doctorado en Antropología Social)–Universidad Iberoamericana, México, 2009.

VISACOVSKY, S. E. Experiencias de descenso social, percepción de fronteras sociales e identidad de clase media en la Argentina post-crisis. Pensamiento Iberoamericano, n. 10, p. 133-168, 2012.

VIOTTI, N. Um Deus de todos os dias: uma análise sobre pessoa, aflição e conforto numa trama religiosa de Buenos Aires. Tesis (Doctorado en Antropología Social)–Museu Nacional/Universidade Federal do Rio de Janeiro, Rio de Janeiro, 2011.

Topo da página

Notas

1 Si bien las llamadas clases medias urbanas argentinas fueron caracterizadas históricamente como poseedoras de un “espíritu emprendedor” (Germani, 1950), comparable quizás a otras sociedades americanas que recibieron gran cantidad de inmigrantes como Brasil o los Estados Unidos, los cambios culturales vinculados a la globalización y la liberalización de la sociedad argentina supusieron transformaciones innegables en las últimas dos décadas. Desde mediados de 1990 los organismos internacionales promueven fuertemente el emprendedurismo en América Latina (Kantis, 2004) y el proceso de desestructuración social y política llamado “crisis de 2001” parece ser un hito importante en las teorías nativas sobre la nueva prosperidad entre los miembros de la clase media en la Argentina. Ello se percibe tanto en los relatos de falta de iniciativa personal como causa del fracaso económico (González Bombal, 2002; Visacovsky, 2012) como entre quienes perciben la iniciativa personal como una “oportunidad” de cambio ontológico vinculado a las nuevas espiritualidades “holísticas” (Viotti, 2011, p. 278) y, sobre todo, de emprendedurismo empresarial exitoso entre los jóvenes profesionales dedicados a producir y comercializar “diseño” (Guerschman; Vargas, 2007; Vargas, 2009).

2 El emprendedurismo como proceso social llamó la atención de la antropología en la década de 1960, en el marco de las preguntas más generales sobre el “desarrollo” y la “modernización”. Uno de los más destacados trabajos fue el del etnógrafo noruego Fredrik Barth (1972), quien examinó el rol social del emprendedor. Barth definió como entrepreneurship a las prácticas orientadas a la búsqueda de ganancias, no sólo materiales sino también de poder, prestigio, experiencia y habilidades. En particular, destacó el potencial del emprendedor para el cambio social a través de la “asociación” y la “innovación”. Asimismo, los estudiosos de Nueva Guinea asociaron los valores occidentales meritocráticos a las figuras de los Grandes Hombres como emprendedores y promotores del desarrollo y la modernización en los países subdesarrollados (Finney, 1973; Godelier, 2011). Como fenómeno ampliamente atendido por las ciencias de la administración y del management, comparte y promueve la perspectiva nativa dominante, que podría sintetizarse en dos vertientes principales. Una, en la cual domina un tono normativo y sintético, vinculado con los pasos necesarios para el éxito del emprendimiento como negocio: aspectos legales y contables (plan de negocios, inversores ángeles, entidades y líneas de crédito, franquicias, exportaciones, contratos), recursos humanos (formas de organizar el trabajo, estilos de gestión y liderazgo), comercialización (marketing, posicionamiento de la marca, puntos de venta). Otra, vinculada con las cualidades que debe cultivar el emprendedor y que son las que analizamos en este artículo.

3 Los datos aquí presentados son resultados parciales de dos etnografías realizadas por los autores, con colectivos de sectores medios de Buenos Aires donde se difunden los valores del emprendedurismo personal como parte de un proceso de cambio cultural más amplio vinculado a la norte-americanización de la vida cotidiana. La investigación se concentra en grupos localizados en el corredor norte de la ciudad, un área ocupada por la población más educada y con los mayores niveles de ingreso de Argentina. Los espacios donde se hizo trabajo de campo son de dos tipos. En primer lugar, ámbitos del mundo estrictamente empresarial vinculado con organizaciones dedicadas a difundir el “espíritu emprendedor”, entre las cuales se destacan Endeavor, diversos programas de las Escuelas de Negocios de universidades públicas y privadas, así como diferentes programas del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. En segundo lugar, espacios vinculados a versiones de la Nueva Era cercanas al mundo empresarial que incluyen fundaciones como El Arte de Vivir o la literatura de autoayuda que articula espiritualidad con bienestar financiero. Allí hemos hecho entrevistas en profundidad con frecuentadores legos y especialistas, observación participante en sus rituales más íntimos e, incluso, en sus rituales masivos. Este trabajo se concentra en estos últimos y se basa en material registrado por medio de observación y observación participante en tales eventos, así como entrevistas en profundidad realizadas a los asistentes.

4 Entendemos por “grandes eventos” a congregaciones masivas con un fin celebratorio que reproducen las características del modelo ritual (sagrado o secular) en gran escala. La idea de celebración pública (Turner, 1982; cfr. Turner; Turner, 2011) como un modo de reafirmar y redefinir valores sociales resulta útil para pensar su lógica interna, pero asimismo el carácter masivo que estos adquieren resulta incluso un rasgo distintivo de un proceso cultural más amplio de masificación de la ética del emprendedor, es decir de la necesidad de alcanzar un público numeroso en un contexto urbano diverso y heterogéneo.

5 El Arte de Vivir (The Art of Living) es una fundación internacional con un lenguaje humanitario de crecimiento personal, lucha contra el stress y reducción de la violencia. Presente en Estados Unidos, Europa y América Latina, pero fundada en California durante la década de 1980 por Ravi Shankar en base a las enseñanzas del fundador de la Meditación Trascendental: Maharishi, el EADV combina una versión aggiornada de hinduismo que es crítica de sus valores más jerárquicos con una propuesta occidentalizada y globalizada. En Argentina ha adquirido cierta notoriedad pública en los últimos años y posee una presencia territorial importante, sobre todo a partir de la implantación de centros en la zona norte de Buenos Aires. En ellos se ofrecen retiros espirituales, cursos donde se enseñan técnicas de respiración, meditación, yoga y comida vegetariana con amplia divulgación entre profesionales y empresarios jóvenes. Desde 2011 Nicolás Viotti participó regularmente de actividades de la Fundación El Arte de Vivir, realizó cursos, retiros y entrevistas con instructores, coordinadores y participantes habituales y ocasionales. Asimismo participó de eventos masivos e internacionales organizados por EADV en Buenos Aires en 2011 y 2012, como América y Planeta Medita. La observación participante y más de treinta entrevistas en profundidad se complementan con notas de campo que reconstruyen aspectos de la vida cotidiana de sus participantes.

6 Sobre el lugar del catolicismo como sentido común naturalizado en Argentina ver Frigerio (2007).

7 EADV ofrece cursos especiales para empleados de alta jerarquía en empresas denominados APEX, que se concentran en la respiración, la meditación y la resolución de conflictos.

8 Endeavor es una fundación internacional de origen norteamericano dedicada al fomento y apoyo del emprendedurismo con presencia en 15 países, entre ellos Sudáfrica, Arabia Saudita, Indonesia, Egipto, Líbano, Jordania, Grecia, Turquía, México, Colombia, Brasil, Uruguay, Chile, Argentina y Estados Unidos. Propone el desarrollo a través de la promoción de la cultura emprendedora, identifica “emprendedores de alto impacto” y provee apoyo estratégico para fomentar un “capitalismo con responsabilidad social empresaria”.

9 En los períodos 2002-2006 y 2009-2012 Patricia Vargas asistió de manera regular a las Conferencias organizadas anualmente por Endeavor. En estos eventos participó de diferentes talleres, adquirió y analizó el material bibliográfico ofrecido por periódicos y editoriales dedicadas a estos temas, conversó con los participantes y cuando resultó posible, entrevistó a alguno de los Speakers. También asistió a talleres destinados a emprendedores del mundo del diseño, organizados por el Centro Metropolitano de Diseño de la Ciudad de Buenos Aires y a charlas inspiradoras organizadas por universidades privadas que tienen Escuela de Negocios o Cátedras de Emprendedurismo. Asimismo, durante el período 2009-2012, participó de todas las ediciones anuales del “Día del Emprendedor Porteño”, organizadas por el Gobierno de la Ciudad y realizadas en la sede de una universidad privada ubicada en el centro de la ciudad. Para comprender más acabadamente la visión de los emprendedores respecto de los eventos masivos, organizó un Workshop para participantes de eventos destinados a emprendedores y conversó sobre sus interpretaciones preliminares en torno al tema. La observación participante y más de treinta y cinco entrevistas en profundidad se complementan con notas de campo sobre la organización cotidiana del trabajo de los emprendedores, especialmente en emprendimientos de producción y venta de diseño.

10 Además de estos encuentros masivos, la línea de apoyo a emprendedores “de alto impacto que sean innovadores y se destaquen en sus industrias”, promovida por Endeavor, exige como requisito excluyente una facturación anual entre 2.500.000 a 15.000.000 de pesos (aproximadamente 500.000 dólares a 3.000.000 de dólares). Aun cuando se reitere que la medida del éxito es la que cada uno se propone a sí mismo, si este parámetro no coincide con el estipulado, los emprendedores no pueden participar del selecto grupo de quienes son apoyados institucionalmente.

11 Utilizamos el concepto de socialidad (sociality) tal como es descripto por Knorr-Cetina (2005): como formas de vinculación y de reciprocidad entre componentes humanos y no-humanos. Es decir, un concepto que hace plausible extender la sociabilidad a todas las relaciones, no solo las que se dan entre personas, y que por lo tanto permite entender mejor los límites del modelo de la acción instrumental.

12 En la descripción de Mauss (1979), las festividades tenían “efectos” para la vida religiosa, jurídica, las relaciones con los “otros” y los regímenes de bienes. Los transformaban y producían nuevos esquemas de relaciones en un tiempo y un espacio diferentes cada temporada. Sin sospechar siquiera que esa radicalidad presente en esa descripción clásica sea comparable, sí resulta interesante que la transformación que existe en estos eventos entre los sectores medios de Buenos Aires necesita entenderse con toda la radicalidad con la que sus promotores y sus participantes las viven.

13 En base a los análisis sobre las procesiones como caso de un “gran evento”, Coleman (2002) proporciona una interesante reseña crítica de los debates sobre las relaciones entre continuidad y cambio, más cercana a considerar la ambivalencia de los rituales masivos y su particular relación con la “tradición”.

Topo da página

Para citar este artigo

Referência do documento impresso

Patricia Vargas e Nicolás Viotti, « “Prosperidad y espiritualismo para todos” », Horizontes Antropológicos, 40 | 2013, 343-364.

Referência eletrónica

Patricia Vargas e Nicolás Viotti, « “Prosperidad y espiritualismo para todos” », Horizontes Antropológicos [Online], 40 | 2013, posto online no dia 28 Outubro 2013, consultado o 22 Agosto 2017. URL : http://horizontes.revues.org/276

Topo da página

Autores

Patricia Vargas

Instituto de Desarollo Económico y Social – Argentina

Nicolás Viotti

Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas – Argentina

Topo da página

Direitos de autor

© PPGAS

Topo da página
  • Logo UFRGS
  • Logo CNPq
  • Logo CAPES
  • Revues.org